El Pádel en invierno

Practicar pádel en invierno

Todos los que practicamos pádel habitualmente sabemos que durante esta gélida y blanca estación las bajas temperaturas se empeñan en que nuestro otro yo elija quedarnos en casa al calor de esa cálida manta y aplacemos el partido de pádel semanal que tenemos con los amigos incluso con los compañeros del trabajo porque es imposible que alguien nos arranque de nuestro preciado sofá.

Es invierno… y no es necesario realizar ningún estudio para darse cuenta que existe una gran diferencia a la hora de practicar pádel en invierno y en verano.

Las zapatillas de pádel

Es recomendable utilizar un calzado que tenga una buena suela, en este caso es recomendamos suela clay o suela de espiga, proporcionando así un buen agarre que evite resbalones y lesiones.

Pala de pádel

Tengo mi pala de pádel pocos meses y la bola no me sale nada, ¿cuántas veces ha escuchado o incluso ha dicho usted eso?.
Como bien explicamos en otros post anteriores, existen diferentes tipos de materiales que hacen que una pala sea más “dura o blanda”. Las diferentes condiciones climatológicas provocan que los materiales que forman nuestra pala de pádel se contraigan igual que nuestros músculos, provocando un aumento en la dureza de la misma.

El material de pádel

La ropa de pádel. Al final nos decidimos jugar nuestro partido de pádel semanal y nos toca elegir la indumentaria… Miramos por la ventana y vemos como justamente hoy, el día del partido, es el día más frió de la semana, de la semana… no, no, del mes, ¡ hoy es el día más frió del mes y hoy juego al pádel ! Bueno… me pongo todas las fundas “habidas y por haber” y a darle a la bola…

Pues usted no ha escogido la mejor opción, para practicar pádel o cualquier deporte no es conveniente abrigarse a lo bestia, ya que además de que empezaremos a sudar después de la primera bandeja, no estaremos cómodos y no tendremos libertad de movimientos para poder realizar todos los golpes que tengo en mi chistera, por lo que aconsejamos que utilicen prendas cómodas, térmicas para mantener una temperatura óptima y transpirables. Además es recomendable ir quitándose capas de ropa si tiene calor para encontrar una sensación de confort y evitar cambios bruscos de temperatura.

Pelotas de pádel

La climatología va a provocar en la bola diferentes cambio con respecto al verano, entre ellos, el bote de la bola será menor y peso de la misma aumentará debido a la humedad por lo que restará potencia a nuestros golpes.
Podemos utilizar bolas con mayor presión para así paliar en la medida de lo posible estas condiciones adversas. Además es recomendable variar los ritmos de bola durante el juego y aprovechar el bote poco elevado de la bola.

La pista de pádel

Si nuestro partido es en una pista outdoor debemos tener en cuenta aquellas zonas sombrías donde el juego será más difícil, además, no podemos olvidar las paredes que debido a las bajas temperaturas cuando la pelota toca sobre ellas cae rápidamente hacia el suelo.

Nuestro cuerpo

Las condiciones ambientales influyen mucho en nuestro rendimiento y en el estado de nuestros músculos. Con el frío los músculos se contraen por lo que es necesario más aporte de calorías para así poder conseguir una temperatura óptima. Sin embargo la respuesta de nuestros músculos ante las elevadas temperaturas es totalmente distinta.
Además en invierno los músculos están más rígidos por lo que subir la temperatura corporal es primordial para evitar lesiones y que mejor que hacerlo mediante un buen calentamiento donde además de preparar nuestro cuerpo también dispondrá a nuestra mente para afrontar el partido de pádel con la máxima motivación.

Estos son algunos de los factores que influyen en el pádel en la época invernal, esperamos que los tengas en cuenta a la hora de plantear tu próximo partido. Esperamos tus comentarios y tus experiencias invernales practicando pádel ; ).

Deja un comentario