EnglishSpanish

Tipos de Empuñaduras en Pádel: GUÍA, usos e influencia en el juego

La pala es el medio que como jugadores de pádel utilizamos para transferir a la bola lo que queremos hacer con ella. Además, el no coger la pala de forma adecuada, conlleva el estancamiento en el juego del jugador de pádel. Por ello, a continuación, vamos a explicar y familiarizarnos con las distintas empuñaduras.

Las empuñaduras de pádel, ¿para qué se usan?

Alguna vez os habéis preguntado ¿utilizamos alguna empuñadura en el pádel?  ¿cómo agarramos la pala?

En primer lugar, destacar que la existencia de la empuñadura única, es una simple leyenda.

A nivel general, la empuñadura más utilizada y recomendada es la continental de “martillo”. Con esta empuñadura podemos realizar cualquier golpe de pádel. Pero claro, muchos os preguntareis, y ¿cómo se realiza la “empuñadura de martillo”? Pues su propio nombre nos da las pistas suficientes para poner en práctica esta empuñadura, es fácil de realizar y bastante adaptable a los golpes de derecha y revés. Para poder realizar este golpe, debemos coger la pala como si cogiéramos un martillo y claváramos algo.

Algunas de las ventajas de esta empuñadura es que podemos responder más rápidamente a los golpes de los rivales, únicamente se requiere una pequeña adaptación de articulación de muñeca y codo.

Sin embargo, nos podemos plantear pequeños cambios en la manera de coger la pala cuando ganamos control en nuestros golpes. Es aquí cuando hablamos de la empuñadura de este de derecha y la de revés. Estas las realizamos con una rotación del eje de la pala en el sentido de las agujas del reloj y al contrario.

A continuación vamos a hacer una breve aproximación de las diferentes empuñaduras

La empuñadura continental o de martillo

Como hemos dicho con esta empuñadura podemos realizar prácticamente todos los golpes del pádel. Esta empuñadura de pádel permite favorecer los golpes de debajo de la cintura, favoreciendo la devolución de bolas bajas y más complicadas para nuestro rival.

Además, con esta empuñadura podemos jugar con todos los efectos, haciendo armados altos con movimientos descendientes por ejemplo.

Empuñadura este.

Ahora, vamos tratar las empuñaduras este, estas son bastante idóneas para los jugadores que se inician en el pádel, ya que al impactar la bola un poco más delante, se utiliza menos fuerza en la muñeca. En la empuñadura este diferenciamos:

Empuñadura este de derecha

La evolución de la empuñadura anteriormente descrita es la empuñadura este de derecha (si el jugador es zurdo se denomina oeste).

En la empuñadura este de derecha cogeremos la pala perpendicular al suelo, con la mano en la cara de la pala, deslizamos hasta el puño y agarramos. Por lo tanto, esto provoca que nos gire un poco la mano, provocando como hemos dicho antes golpes más potentes sobre todo de derecha.

Este agarre favorece para sacar bolas bajas en el revés, ya que la cara de la pala está más abierta.

Empuñadura este de revés

En primer lugar, que este tipo de empuñadura, se recomienda por un lado a jugadores con experiencia o en su defecto a jugadores principiantes que carecen de fuerza ya que el punto de impacto está más adelanta y más alto, colaborando para darle más potencia a la bola.

Aquí giramos la pala de pádel como si fuera el puño acelerador de una moto o bien podemos poner el dedo pulgar en el ombligo y partiendo de ahí con la pala perpendicular al suelo, subirla.

Empuñadura Australiana

Para poder realizar esta empuñadura tienes que acomodar la empuñadura de martillo anteriormente explicada. Asi pues, este tipo de empuñadura es muy parecida a la empuñadura de martillo. Aquí la pala deberá quedar perpendicular al suelo y girar hacia la derecha la muñeca. Tan parecida es esta empuñadura a la continental que tiene los mismos usos.

Empuñadura Western Pronunciada

En este agarre, la cabeza de la pala está apuntando al suelo, y cogeremos la pala de forma natural con la mano descansada. Este es un buen agarre para golpes liftados con efecto.

Por lo tanto, la empuñadura es un elemento clave, que colaborará para que el jugador de pádel de lo mejor de el en la pista, además, sin olvidar que coger la pala de manera correcta reduce el riesgo de lesiones.

Desde aquí os animo a prestar un poco más de atención a vuestra forma de agarre, ya que los beneficios serán múltiples. Ánimo y a seguir practicando pádel.

¿Cuál es el grosor ideal de una empuñadura de pádel? – Grosor OverGrip

Y por último, no debemos olvidar el grosor adecuado de la empuñadura para la pala de pádel.

En primer lugar, para comprobar si el grosor elegido es el correcto, debemos colocar el dedo índice en el espacio que queda cuando agarramos la empuñadura, el espacio adecuado debe ser el de un dedo. Un buen grosor es esencial ya que si este es inadecuado puede provocar dolor en la muñeca, lesión de codo, …

Desde aquí os animo a prestar un poco más de atención a vuestra forma de agarre y vuestro overgrip, ya que los beneficios serán múltiples. Ánimo y a seguir practicando pádel.

Deja un comentario